martes, 21 de agosto de 2007

La mujer perfecta.
Una mujer fuerte es de mas valor que cualquier joya.
Su marido puede confiar en ella.
Es como los barcos del mercante que de lejos trae el alimento
Se levanta cuando aun es de noche, da de comer a los de su casa y reparte las tareas de la servidumbre.
Tiende su mano al desamparado y al pobre.
Aparece fuerte y digna y mira confiada el porvenir.
Engañosa es la gracia, vana la hermosura; la mujer que tiene la sabiduría será la alabada.

1 comentario:

marco dijo...

Holas Ale!
Creo que aquello que aflora como sensibilidad en la mujer y que a veces es confundida con debilidad, es lo que hace que sus actos se transformen en un amor cargado de valentia insuperable para afrontar los poblemas que se dan en las distintas circunstacias que hay en la vida , hasta en muchos casos mejor resueltos que un hombre, un ejemplo de ello son nuestras madres o mujeres anonimas de todo el planeta, algunas tan valientes que faltarìan libros para escribir sus historias, ejemplos como Juana de Arco, la Madre Teresa de Calcuta,Marielena Moyano,Marìa la madre de Jesùs, etc.

Me encanta estos temas tan profundos, màs tengo una duda, este escrito que pusiste es de la biblia, me podrias contestar please.

Ojala me cuentes despues como te va en tus lunadas,jejeje,un beso:)
ya regreso